El voraz incendio que el lunes devastó una vivienda en el barrio Lennart Englund obligó al municipio de Esquel y Bomberos Voluntarios a hacer un llamado a la comunidad para “extremar la precaución” y prevenir así el desarrollo de incendios.   

Las condiciones climáticas generales en estos días mantienen en alerta a la Dirección de Protección Ciudadana, la Secretaría de Ambiente, la Asociación de Bomberos Voluntarios y a la base del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, entre otros actores.

Ayer funcionarios y referentes de bomberos pidieron a los vecinos tomar los recaudos necesarios para evitar los siniestros ígneos. En la conferencia de prensa estuvo Fabiana Vázquez, Desarrollo Social, Hollman de Ambiente, Miguel Andén de Bomberos y Daniel Caneo, Protección Civil.  

El titular de la cartera ambiental señaló que el incendio del lunes por la tarde “nos dispara muchas alarmas” y acotó que esta clase de hechos “ponen en riesgo” no sólo la vida de personas sino que también el patrimonio de la ciudad, los bosques comunales por ejemplo.

Dijo asimismo que “otro factor” a considerar es la situación de las decenas de construcciones ubicadas en las llamadas zonas de interfase. “La ciudad crece hacia las laderas. Tenemos muchos asentamientos en sectores de peligro”, expresó.

“Desde la Municipalidad queremos alertar a los vecinos e informarlos sobre que estamos en un momento del año donde las condiciones meteorológicas hacen que el índice de peligrosidad de incendios sea alto. No es extremo porque no hay viento”, agregó.

Aseveró que los recursos del Estado y el Cuartel muchas veces no son suficientes para atender esta clase de problemáticas, por tanto pidió colaboración a la comunidad “en algo que nos preocupa. Que la gente tenga cuidado al utilizar el fuego, en un fogón”.

Recordó luego que las quemas están prohibidas en esta época. “Estamos coordinando algunas acciones”, dijo, añadiendo que “casi el 99% de los incendios en la zona son producidos por la mano del hombre, intencional, o por descuidos”.

Por su parte, Miguel Andén, jefe de Bomberos Voluntarios, afirmó que las condiciones actuales “son muy complicadas” ya que “está todo muy seco” y sube la temperatura. También repasó el trabajo realizado en el marco del siniestro que comenzó en una casa del Lennart Englund.

“Gracias a los medios aéreos no se quemaron más viviendas”, indicó, acotando que del operativo participaron 4 dotaciones con 25 bomberos. Se sumaron además combatientes del Servicio Provincial de Manejo del Fuego y operarios municipales.

 “No lo habilitamos aún”

Andén, por otro lado, confirmó que al segundo destacamento localizado en la Avenida Perón “no lo habilitamos aún” desde lo operativo pero sí en lo administrativo. Aclaró que no tienen guardia en el edificio que custodie el equipamiento de 25 bomberos. Avisó que “es una cuestión de unos días” poder habilitarlo full time. “En lo operativo si funciona los fines de semana que tenemos guardias programadas”, acotó.    

Reubicados

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social explicó que el lunes a la tarde noche la familia afectada por el incendio en el Lennart Englud ya había sido reubicada. Además “fueron asistidos con lo elemental para que pasen estos días hasta empezar a organizar cómo vamos a hacer con la vivienda”, dijo Vázquez.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí