La crisis económica que atraviesa la provincia y de la que muchas veces dimos cuenta en este espacio otorgó un “respiro” a quienes trabajan – directa o indirectamente – en el sector turístico.

El pasado fin de semana largo dejó un saldo más que positivo para la ciudad de Esquel teniendo en cuenta que el porcentaje de ocupación llegó al ciento por ciento. De hecho se debieron habilitar algunos espacios alternativos y se coordinaron acciones con locales del rubro gastronómico para asegurar el servicio.     

La amplia agenda cultura, el cierre de temporada del Centro de Esquí, la tradicional excursión en el Viejo Expreso Patagónico La Trochita y las actividades deportivas como así también recreativas en la vecina localidad de Trevelin permitieron que los visitantes disfrutaran de actividades variadas destinadas a toda la familia.  

Un dato no menor es que los visitantes arribaron de las diferentes ciudades y localidades de Chubut, provincias cercanas y del Gran Buenos Aires.   

Es evidente que en este marcado contexto de crisis económica aún es posible encontrar oportunidad para unas “mini vacaciones”, pero también es cierto que quizás los quince días de otros tiempos se convirtieron en un fin de semana largo.

Quienes tienen responsabilidad, desde el sector público y privado, de coordinar acciones deberán tener en cuenta la importancia de replicar a futuro esta iniciativa de diagramar múltiples actividades para los visitantes.

El desafío es real, pero quedó demostrado que es posible y que los resultados son más que auspiciosos para quienes luchan a diario para sostenerse en el rubro del turismo y del comercio.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí