“Diputados/as los/las estamos observando: no a la megaminería en Chubut”, reza el cartel con el que miles de chubutenses se fotografiaron y que recorrer las redes sociales por estos días. Se trata de una nueva campaña impulsada por la asamblea del No a la Mina que busca meter presión a los legisladores ante las versiones que indican que antes de fin de año se podría llegar a modificar la legislación vigente para habilitar el desarrollo de la actividad extractiva.

Bajo este marco, también se puso en marcha una colecta de firmas, exigiendo a los diputados que respeten la voluntad de los vecinos y no habiliten la megaminería “en ninguna parte” del territorio chubutense.

Desde la organización de la campaña Betty Romeo explicó, “lanzamos una juntada de firmas nuevamente y ya va con bastante éxito a pesar de que recién comienza. Abarca a toda la provincia del Chubut, si bien la iniciativa arrancó en Esquel, con la intención de exigir a las diputadas y diputados que no aprueben ningún proyecto de megaminería, que respeten la voluntad popular y la acaten: no queremos la megaminería en todo el territorio de Chubut”.

Por estos días las planillas se encuentran a la firma en comercios y edificios tomados, tal el caso de SEROS, donde jubilados resisten desde hace ya más de 90 días, y el edificio de Supervisión de Escuelas. “Se puede firmar las planillas en distintos lugares, hay referentes en las tomas donde nos encontramos en lucha, SEROS o Supervisión. Las planillas también se pueden bajar de la página del no a la mina para hacerlas firmar y después acercarlas”.

Silvina Borgia aprovechó para informar que desde la asamblea “estamos empezando una campaña de recolección de firmas dirigida específicamente a nuestros representantes legislativos, con la intención de recordarles que no tienen licencia social para explotar la megaminería en toda la provincia del Chubut. Y estamos motivados porque sabemos de movimientos en la meseta, comentarios de los mismos legisladores de que hay un importante número de diputados que van a estar abandonando su cargo en diciembre”.

Bioética vs megaminería

Pero más allá de la campaña, Roberto Lhouseck ayer en la rueda de prensa dio cuenta de que “se ha emitido una declaración desde el comité de bioética del área programática norte, que se opone a la megaminería y apoya la vigencia de la actual ley 5001 o 1768 que prohíbe la actividad en Chubut”.

En ese sentido señaló que el dictamen ha sido tajante: “no es difícil identificar el conflicto desde la perspectiva bioética, por cuanto todos los enfoques de esta ciencia, la bioética, difícilmente podrían pronunciarse a favor de una actividad, ya sea individual o colectiva, privada u oficial, que pusiera en serios riesgos la salud y la vida de las personas, o el deterioro a gran escala del ambiente que directa o indirectamente afecta a toda la humanidad”.  Y desde esta perspectiva “el comité asumió una postura claramente decidida por oponerse al desarrollo de una actividad minera a cielo abierto en la provincia”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí