El jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, presidió este viernes al mediodía el acto de acenso al grado inmediato superior de unos 220 agentes dependientes de la Unidad Regional Esquel (URE).

En su discurso, sostuvo que esta clase de acontecimientos son de “mucha carga emotiva” para la familia policial y representan en esencia todo un “reconocimiento al esfuerzo” de los efectivos.

En el Gimnasio Municipal, el titular de la fuerza policial aseguró que ascender no sólo supone escalar en la jerarquía sino además, “sortear un sinnúmero de situaciones: aprobar lineamientos, superar instancias y las calificaciones que se consideran pertinentes”.

Destacó que en el transcurso de estos meses lograron una merecida promoción cerca de 1.270 policías en diferentes puntos del territorio chubutense, y ponderó que “esto ya se vio reflejado en los respectivos haberes mensuales desde julio aproximadamente”.

La Jefatura “también está ascendiendo a unos cuatro efectivos que hace ocho años tuvieron accidentes laborales. Producto de ello se vio truncada la carrera. En ese momento revestían la jerarquía de cabo y cabo primero. Hoy son suboficiales mayores”, puntualizó.

Gómez se dirigió al personal presente motivándolos a “continuar por la senda de esfuerzo, compromiso y entrega en este rol tan importante que tenemos dentro de la sociedad, a la cual debemos rendirle cuenta de nuestros actos”.

“Sigamos con la misma entrega, en cada calle, cada barrio, en cada ciudad y en todos los rincones de la provincia tal como lo venimos haciendo”, manifestó para concluir su discurso el Jefe de la Policía del Chubut.

Participaron de la ceremonia en el “León Camilo Catena”, el subjefe de la Policía, Néstor Gómez Ocampo, la delega del Ministerio de Gobierno, Rocío Ferré, el secretario de Obras Públicas Municipal, Alejandro Wengier, referentes de instituciones, familiares y vecinos.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí