Este martes el intendente municipal de Esquel, Sergio Ongarato, firmó una resolución con una serie de medidas para enfrentar la dura situación económica.

Una de las acciones que pondrá en marcha el municipio es un “plan de racionalziación” de horas extras, con el objetivo de bajar el 50% para cada Secretaría respecto de junio.

El delicado escenario financiero del país y la provincia obligó al Ejecutivo local a implementar una batería de medidas.

La intención es ahorrar en diferentes puntos: uno de ellos, las horas extras del personal. Asimismo se suspenderán los adelantos del subsidio al transporte.

Se racionalizará en el uso de combustible y papelería, incorporando medios electrónicos. También “suspender aportes a terceros”. Al mismo tiempo “suspender viáticos y pasajes” salvo al Intendente y a Turismo.

También se suspenderán los “aportes a terceros” con excepción de casos extremos. Se solicitará a su vez al Banco del Chubut que contemple la economía de comerciantes, vecinos y empresas ante los vencimientos.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí