La violencia hacia las mujeres no es una problemática nueva. La diferencia que encontramos en la actualidad se relaciona con la posibilidad de entender su implicancia, con la visibilización a través de los medios de comunicación (con mayor o menor grado de acierto en el tratamiento de la información) y con el nacimiento de colectivos de mujeres que luchan por prevenir los casos femicidios e intentan ayudar a sus compañeras a salir del círculo de violencia física, psicológica y económica.

La problemática no entiende de clases sociales, nivel de educación o poder económico y es por ello que se debe estar atento para advertir estas situaciones dentro y fuera del ámbito familiar. Los femicidios no sólo se cobran la vida de cientos de mujeres cada año en nuestro país, sino que también dejan otras víctimas: los hijos de esas madres asesinadas y esas familias que quizá nunca logren mitigar el dolor de la pérdida de ese ser querido.

A pocos días de la última conmemoración del 3 de Junio La Portada entrevistó a  Ayelén Markiewicz Trabajadora Social e integrante de la Red y Asamblea Permanente Ni Una Menos Esquel quien relató su experiencia de participación y, entre otras cosas, aseguró que es importante trabajar en la concientización de un problema que atraviesa a toda la sociedad.

La Portada: ¿Cuándo y por qué decidió participar de la Red y Asamblea Permanente Ni Una Menos?

Ayelén Markiewicz: Comencé a participar de la Red desde el primer encuentro que fue el 25 de Noviembre de 2018. Se pensó ese encuentro en el marco del Día de la No Violencia hacia la Mujer. Esta es una problemática que, desde el área de salud, yo veía que compañeras la trabajaban desde los distintos servicios por lo que decidimos sumarnos.

L.P: ¿Qué acciones realizaron en estos seis meses?

A.M: Se realizaron varias movilizaciones luego de conocido el fallo a los asesinos de Lucia Pérez en Mar del Plata. También se hizo una marcha el 8 de Marzo y luego del femicidio de Mónica Tacumán en Paso de Indios. Se ha conformado un grupo de apoyo y acompañamiento a mujeres que se encuentran en situación de violencia. Para dar a conocer la conformación de este grupo se organizó un Cine Debate. Organizamos, además,  una Feria- Mercado con la intención que las compañeras que realicen venta de diversos artículos pudieran mostrarlos y venderlos. La idea de ese espacio fue evidenciar cuantas son las mujeres que actualmente son sostén de hogar (además de realizar las tareas de la casa  y cuidan a sus niños) tratando de rebuscárselas en este contexto de crisis.

L.P: ¿Cómo encontró este Ni Una Menos a la Red?

A.M: Venimos trabajando bastante, pero seguimos consternadas por las noticias de femicidios tanto en nuestra provincia como en el  resto del país. La idea de la actividad del día lunes fue continuar visibilizando estas violencias que sufrimos todos los días.

L.P: ¿La concientización es un eje de trabajo constante en la Red?

A.M: Si, de hecho hemos pensando diversos formatos de campaña para mostrar la situación de la violencia haciendo hincapié en la difusión por Redes Sociales porque entendemos que muchas compañeras jóvenes integran la Red y tienen esa forma de comunicación.

L.P: ¿Qué falta, a su entender, en el abordaje de la problemática de femicidios?

A.M: El tema es muy complejo y creo que faltan muchísimas cosas empezando por la concientización para que todos podamos ver que esto pasa todos los días. Desde el Estado, en todas sus esferas, hay que trabajar en la prevención y en el acompañamiento de las mujeres que sufren violencia. En el ámbito de la Justicia, sobre todas las cosas, se debe respetar a las mujeres y las leyes. Deben fallar en función  de esas leyes que nos protegen a las mujeres.

L.P: ¿Los funcionarios locales las tienen en cuenta para delinear políticas públicas de prevención?

  1. M: La verdad es que no. Sí nos reunimos con las compañeras del Consejo de la Mujer, pero ellas no son funcionarias y las tareas que realizan son ad honorem entendiendo que es un trabajo que se debe hacer desde el ámbito municipal. Hay muchas herramientas legales para trabajar de distintas maneras, pero no se nos consulta sobre esto. Capacitar a los funcionarios es algo a lo que obliga la Ley Micaela y esto no tiene que ver con ideología de género. Se relaciona con el cuidado y respeto hacia las mujeres cuando – por ejemplo – se acude a realizar un trámite.

L.P: ¿Cree que la Justicia está a la altura de las circunstancias en relación a casos de femicidios?

A.M: Creo que no, pero sí me parece importante decir que los integrantes del Poder Judicial de Chubut se están capacitando teniendo en cuenta la Ley Micaela y esperamos que eso redunde en el bienestar de las mujeres. En relación a los femicidios hay que decir que nunca terminamos de saber qué pasa con esos hombres que mataron a nuestras compañeras. Es necesario decir, también, que esos casos dejan muchos niños y niñas huérfanos lo cual es terrible. Los grandes multimedios nacionales hablan de cifras de femicidios (que no son tan certeras) y no hablan de lo que pasa con esas criaturas que quedan huérfanas por los asesinatos de sus madres. El proceso judicial que deben atravesar esos niños y niñas es terrible y no hay un cuidado para con ellos.

L.P: ¿Qué mensaje dejaría a una mujer que atraviesa situaciones de violencia?

A.M: Le diría que se encuentre con otra ya sea una amiga o compañera de trabajo para que lo pueda expresar. Que la amiga (o compañera) pueda no juzgar es importante. El patriarcado es tan complejo que también atraviesa a las mujeres. La mujer que padece violencia no debe juzgarse asimisma y debe saber que en los distintos ámbitos puede encontrar personas amigables a las que les puede contar su situación. Desde las instituciones estatales tenemos la obligación de acompañar a esas mujeres y de – respetando sus tiempos – ayudarlas a tomar decisiones. No siempre la intención es denunciar, sino que la mujer deje de vivir y sufrir situaciones de violencia.                                      

EL PAPEL DE LOS MEDIOS

Información y respeto

Luna Novella, también integrante de la Red, mencionó el papel de los medios de comunicación en el tratamiento de los femicidios los cuales “se deben tratar con respeto” y agregó que “hay casos en los que se cuida la información y otros en los que no”.

Mencionó, en este sentido, que “en el caso de Nair Galarza quien mató a un hombre salieron fotos y toda su vida”. “Casi diariamente hay un femicidio y casi nunca llegamos a conocer toda la información de los hombres”, remarcó. Consideró, además, que los medios de comunicación en el marco del tratamiento de la información deben “tener respeto por las familias”.

Markiewicz sumó su opinión sobre este aspecto señalando que “vemos notas en las que se busca el por qué (de los femicidios)”. “Nosotras entendemos que ese por qué tiene que ver con la forma de crianza de ese victimario. No tiene que haber un por qué especifico en esa relación puntual”, expresó.

Remarcó, en este contexto, que “siempre se habló del tema como un crimen pasional y ya es un logro que se los considere como femicidios. Igual se lee mucho sobre cosas que buscan justificar el hecho y eso nos choca”.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí