Un grupo de técnicos superiores asistentes infanto-juveniles de Esquel lleva largos años exigiendo ante el Ministerio de Educación del Chubut la creación de cargos y el reconocimiento correspondiente al título. “No vamos a bajar los brazos”, advierten.

Ni bien terminaron la carrera en el Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) N° 809 no imaginaron que concursar un cargo y conseguir una vacante en el campo de la Educación sería una tarea titánica, por no decir casi imposible.

De visita en la redacción de diario La Portada, Estela y Laura Curinao, ambas egresadas, relataron la problemática que afrontan. Son cerca de cien los técnicos superiores en asistentes infantiles que salieron con diploma hasta el 2007, con la última promoción.

“El problema es que no está creado el técnico y eso hace que no podamos acceder a los cargos. El pedido es la creación de esa figura. Lo tendría que hacer por decreto el Ministerio de Educación”, precisaron durante la nota.

Recordaron que la carrera sólo fue instrumentada en Esquel, aunque poseen habilitación para ejercer en todo el territorio provincial. El reclamo alcanza tanto a vecinos de la ciudad como de la zona. “Hay mucha gente que durante años vino de otros lugares para formarse”, dicen.

Lamentaron que al poco tiempo de salir del ISFD notaron el inconveniente: no estaba creado el cargo. “No podemos competir por ejemplo para POT, donde nuestro perfil encaja perfectamente. Ni siquiera para la coordinación de un albergue estudiantil”, cuestionaron.

Explicaron que a lo largo de estos años elevaron toda clase de notas y petitorios a las autoridades de turno pero no obtuvieron una respuesta favorable. “Siempre estuvo la promesa de que se iban a ocupar”, confiaron.

Indicaron que de este grupo de casi cien técnicos hay un alto porcentaje sin trabajo y otros que ya se acogieron al beneficio de la jubilación. Aquellos con ocupación laboral estable no tienen el reconocimiento al título.

“Hemos tenido entrevistas con autoridades del Ministerio de Educación pero no logramos respuestas”, reiteraron preocupadas, añadiendo que están habilitadas para desempeñarse dentro de un aula con los alumnos o instituciones de niñez, adolescencia y familia, por ejemplo.

Señalaron luego que la carrera fue creada en su momento a raíz de la demanda existente de profesionales capacitados en materia de asistencia infanto-juvenil.  “Antes de hacer la tecnicatura hicieron un relevamiento para ver si era necesario”, apoyaron.

Precisaron que durante los años de cursada asimilaron conocimientos variados en educación, niñez, salud, capacidad para intervenir en problemáticas puntuales, interpretación de realidades y desarrollo cognitivo, entro otros.

La esperanza es lo último…

Coincidieron Estela y Laura que no perderán la esperanza.  “Estamos luchando desde el 2003. Logramos hacer un grupo numeroso. En su momento éramos cuatro o cinco compañeras. Cansa mucho. Es un trabajo de hormiga”, manifestaron.

“No vamos a aflojar. Sentimos que debe haber un reconocimiento a nuestro estudio. En Esquel no muchos saben que existen técnicos superiores preparados para trabajar en Educación, concursar cargos en Secundario, Primario, en POT, Salud, instituciones de familia”, completaron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here