El Gobierno provincial realizó la convocatoria a los gremios docentes a reunión paritaria para el próximo lunes 4 de febrero, a las 12. El encuentro se desarrollará en la sede del Tribunal de Cuentas en Rawson.

Durante la misma se abordará la recomposición salarial para el sector, por lo que en el primer punto de la convocatoria emitida por la Secretaría de Trabajo provincial se indica la constitución de una Comisión Negociadora.

El mencionado órgano estará compuesto por las entidades gremiales representativas de los trabajadores de la educación y los ministerios de Educación, Economía y de Coordinación.

El Gobierno no quiere sobresaltos en este inicio de ciclo lectivo 2019. Sería un yerro garrafal arrancar el año (electoral) con el pie izquierdo en el sector de la Educación. Llegar a marzo con las escuelas en condiciones y cerrar pronto un acuerdo salarial con los gremios es el objetivo principal.

En una de las últimas reuniones de Gabinete el gobernador Mariano Arcioni miró a dos ministros y les dijo con tono de pocos amigos: “Las clases tienen que arrancar sí o sí”. Los destinatarios del tajante ultimátum eran Raúl Chicala, de Infraestructura, y Graciela Cigudosa, de Educación.

En Fontana 50 saben perfectamente que un conflicto con los docentes a pocos meses de las elecciones provinciales significaría un gol en contra, un tiro en el pie. Obras Públicas tiene que dejar los edificios en óptimas condiciones y la cartera educativa (y Economía) negociar bien con los sindicatos.

En su última visita a la zona, la ministra Cigudosa explicaba que hablaron con los municipios para que acompañen en el mantenimiento y refacciones básicas de los establecimientos escolares, lo mismo ocurre con algunas organizaciones.

En el caso de Esquel -por ejemplo- desocupados de la construcción llevan adelante tareas en instalaciones públicas, dentro de las cuales figuran escuelas. Se trata de un convenio firmado con la UOCRA a fines del año pasado.

“Estamos con una buena proyección”, dijo la funcionaria chubutense y agregó que “vamos a llegar bien” con el inicio del ciclo lectivo 2019.

Dejó en claro que apuesta por un año “tranquilo”, distinto al 2018, marcado por la lucha y el reclamo docente. Alcanza con recordar la “carpa de la unidad y dignidad” instalada por largos días en Supervisión de Escuelas de Esquel.

Por último aclaró que desconoce cuáles son las pretensiones salariales y laborales de los  dirigentes sindicales, representantes de la clase trabajadora. “Creo que hay un acuerdo en esto de comenzar bien y avanzar en un diálogo conjunto”, enfatizó.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí