Hace cuatro años Héctor “Pato Vidal” abría las puertas de su propio comercio después de haber trabajado veintitrés años como empleado. Era una aventura, había incertidumbre y mucho temor. Pero todo salió como esperaba y su sueño se hizo realidad. Hoy es una de las tiendas de ropa masculina más elegida de la ciudad y con planes de crecer hacia el rubro de niños.

El Pato Indumentaria celebró el viernes pasado sus cuatro años de vida junto a la comunidad. Hubo brindis y torta para los clientes que pasaron a saludar al local como también para los medios -entre los que nos incluimos- que se acercaron a compartir tan agradable noticia. “Cumplimos cuatro jóvenes añitos y me siento con emociones encontradas”, expresó un emocionado “Pato” Vidal a La Portada.

El proyecto nació en 2014 cuando sintió que había cumplido una etapa en su vida tras haber trabajado veintitrés años como empleado. “Con mi familia ya veníamos con la idea de volar y crecer”, aseguró. Y así fue. Con un poco de miedo e incertidumbre, se animó a abrir sus alas y levantar vuelo. Gracias a la ayuda de varios amigos y vecinos, inauguró “El Pato Indumentaria”, un comercio destinado a la ropa masculina y que hoy se encuentra posicionado como uno de los más elegidos en la ciudad. “Comencé con muy poquitas cosas pero con un sueño enorme y hoy ya estamos necesitando un local más grande, que sería la frutilla del postre”, aseguró.

Son muchos los proyectos que tiene el “Pato” en mente. Continuamente renueva su local para brindarles mayor comodidad y calidez a sus clientes. Siempre piensa en ellos y es así que se encuentra trabajando en una nueva luminaria que espera inaugurar antes de las fiestas. Tampoco se olvida de los más chicos, ya que comenzó a vender ropa de niños a partir de los 6 años y espera poder hacerlo en un local exclusivo para ellos. Ese es su próximo sueño y cree que es posible de concretar en un corto plazo. “Es una idea lindísima que se nos ocurrió con la familia y que en algún momento se nos va a dar”, manifestó.

Asimismo sostuvo que el balance de estos cuatros años de vida es absolutamente positivo. “Aposté a algo propio y no hay nada más lindo que trabajar para uno mismo. Sos tu propio jefe y hoy soy empleado de mis clientes. Es un sueño hecho realidad”, destacó.

Reconoció que el comercio se encuentra atravesando una crisis como la comunidad en general pero se manifestó muy agradecido con el apoyo de la gente. “Estamos muy contentos y felices porque estamos trabajando bien y somos una opción cierta en indumentaria masculina en Esquel así que les agradecemos a los clientes por tenernos en cuenta”, declaró.

Por último, el Pato señaló que se encuentra creciendo día a día gracias a los clientes que se acercan al local. “Sin ellos este sueño no hubiera sido posible, por eso nos debemos a Esquel y tratamos de devolverle todo lo que nos da siempre que lo necesitan. Hay que estar y agradecer”, concluyó.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí