El cantor patagónico se consagró ganador en la categoría “Música” por Canción Inédita en el certamen Pre Cosquín, donde competirá para los nuevos valores más importantes del país y buscará un lugar en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín.

Francisco comenzó a cantar a los 6 años en el campo junto a sus animales. Aprendió de su abuelo y su tío que le ponían música a las reuniones familiares. Confesó que siempre fue su forma de expresión. A los 14 años fue la primera vez que agarró un micrófono en la iglesia evangélica a la que asistía. “Yo veía que todos hacían algo para expresarse así que un día me animé y pasé a cantar. El pastor de ese momento me dijo que tenía buena voz, me invitó al coro y así empecé”, relató.

Su buen desempeño lo llevó a dirigir el coro donde estuvo durante siete años. Una experiencia que lo ayudó muchísimo a vencer la timidez y a ejercitar la voz. También aprendió técnicas de respiración aunque aclaró que nunca fue a canto. En la secundaria fue a coro con Bruno Menna, un músico reconocido de Esquel y profesor de música, quien le enseñó a cuidar la voz.

Al dejar la iglesia, Francisco sólo pensaba en que quería seguir cantando ya que había descubierto que esa era su pasión. Fue así que dio con Oscar Segundo, quien daba clases de guitarra en el Barrio Estación y quien sorprendido con su voz, lo invitó a conformar El Coironal. “Empezamos a gritar sapucay, a cantar chamamé, algunos mexicanos, y a decir algunas glosas; fue una buena experiencia que me marcó el camino”, recordó el joven músico.

Luego conoció a Guardianes del Sur con quienes compartió escenario durante ocho años y grabó dos discos. “Siempre me gustó el folclore y el mariachi también porque es una música que se canta con mucho sentimiento y la gente lo disfruta muchísimo”, sostuvo. También canta cumbia y hoy se destaca por el folclore patagónico. “Comencé a escucharlo de grande y una vez que uno empieza a interiorizarse en la historia, lo toma como propio”, confió.

En su paso por el grupo Voces Sureñas, donde grabó un disco, hizo más folclore tradicional y no tanto patagónico. Sin embargo en invierno de este año decidió dar un paso al costado porque sentía que no estaba cumpliendo con sus compañeros. “Yo vivo en el campo y muchas veces llegaba tarde a los eventos así que decidí irme con la intención de dejar de cantar”, expresó.

 

“Pensé en abandonar el canto”

Cosquín parecía lejos, a Francisco ni siquiera se le cruzaba por su cabeza hasta que un día se anotició de que la preselección al certamen llegaría a la ciudad y sus ganas de volver a cantar no tardaron en regresar. “Un día nos juntamos con Manuel (Tapia) en su casa a comer un asado y los invitamos a Facu y Lucas con quienes nos conocíamos de antes. Les dije que nos habían invitado a una peña y no tuvieron problemas en tocar”, contó y resaltó que “Manuel fue el puntapié inicial para que yo pudiera continuar y me dieran ganas de presentarme a un Pre Cosquín, ya que yo ya venía con ganas de abandonar el canto”.

Todo se dio como debía ser y las piezas encajaron como un rompecabezas. Un encuentro con su amigo y reconocido cantautor Leonardo Miranda le allanó el camino. “Yo tenía algunas dudas pero quería presentarme. Pensé en hacerlo como solista vocal pero Leo me dijo que lo hiciera con Canción Inédita y que él me iba a dar la letra”, manifestó.

El nombre del tema nació entre charla y charla de historias compartidas con los vecinos de la comunidad. “Leo es un gran maestro, un poeta y me re sorprendió”, afirmó.

En tanto Manuel Tapia, uno de los músicos de Francisco y Pu Anay, contó que comenzaron a sentir nervios cuando veían que se aproximaba el certamen de Pre Cosquín y todavía no tenían la música que iban a tocar. “El tema me sorprendió mucho y me gustó. Yo sólo pude ensayar dos veces y el resto tres. La última vez nos fuimos a practicar a Nahuelpan y allá le encontramos la vuelta y salió como en el Pre Cosquín”, declaró.

Por su parte Francisco contó que la primera presentación la vivió con muchos nervios y que en la final se sintió más seguro. “Leo (Miranda) me había dicho que no fuera con la intención de ganar sino que dejara el mensaje de la canción”, confió y señaló que nunca en su vida había estado frente a un jurado. “Fue la primera vez que tocamos con sonido un tema que nunca se hizo, así que al pasar a la final fuimos a matar o morir y ya me sentía más tranquilo”, aseguró.

Manuel destacó que el público aplaudió de pie y algunos llorando. “Eso nos impactó muchísimo y nos dimos cuenta que el mensaje había sido entregado”, dijo. Mientras que Francisco recordó la devolución del jurado. “Nos dijo que estaba buenísimo lo que habíamos hecho y que eso era lo que necesitaba Cosquín. Esto nos hace viajar más tranquilos”, expuso.

Para Manuel esto estaba preparado desde arriba. “Yo siempre le digo a Francisco que fue buscada la gente que lo tenía que rodear porque tenemos un músico de Gan Gan, otro de Paso de Indios, él es de Nahuelpan y yo de Esquel, todos descendientes directos de la comunidad aborigen”, precisó. Y Francisco agregó que también está Alun Lloyd, otro músico reconocido en la ciudad, que viene a sumar a la pluriculturalidad de la que habla el tema. “Ese es el mensaje que queremos dejar, respetarnos mutuamente y convivir”, subrayó.

Peña solidaria

Ahora sólo queda emprender viaje hacia Córdoba donde competirán con los ganadores de las 59 sedes y los elegidos cumplirán el sueño de subir al Escenario Mayor de Cosquín. El esfuerzo económico es grande y por eso se encuentran realizando diferentes actividades para recaudar fondos. “Estamos trabajando a brazo partido y gracias a Dios, por lo que es Francisco, la gente está colaborando mucho”, destacó Manuel.

Los chicos realizarán una Peña Baile el próximo viernes 7 de diciembre a las 21.30 horas en el Salón Aonikenk. Actuarán Purrun Piuke, Ariel Morales, Andrea Díaz, Las Voces Sureñas, Pipi Corvalán, Remembranzas, Del Sur Pal´Litoral, Pregoneros, Silvio y Los Peñeros. El cierre a todo ritmo será con Sin Fronteras. Habrá servicio de cantina y buffet. La conducción estará a cargo de Fabián Martínez y Carlos Mansilla.

Manuel propuso que se debería trabajar en el año para la próxima edición del Pre Cosquín así los ganadores nos andan a las apuradas juntando fondos. También pidió que la ciudad continúe siendo sede del certamen.

Por último, Francisco manifestó que “todos estamos unidos y luchando para poder llegar, más allá de si tenemos la posibilidad de subirnos al Escenario Mayor”, y agregó que tendrán la responsabilidad de llevar la música patagónica.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí