La Asociación Empleados de SIPROSALUD de Esquel atraviesa un momento complejo a consecuencia de diferencias entre un grupo de socios y la actual conducción a cargo de Juan Villarroel.

La falta de llamado a asambleas y renovación de autoridades como así también la cesión de una parte del terreno – ubicado en Av. Ameghino y Perito Moreno – a una empresa para la construcción de la sede constituyen los principales cuestionamientos.

Mabel Barrionuevo en declaraciones a La Portada manifestó que “un grupo de socios nos preguntamos qué pasa porque no tenemos nada de la Asociación, Juan Villarroel (actual presidente) tiene el mandato vencido”. Y agregó que “en diez años nunca llamó a asamblea como dice el Estatuto”.

La vecina sostuvo que “pedimos que se investigue por qué no tenemos nada ya que se ha bajado subsidio y otras cosas. También tenemos un acta donde dice que se hizo un negociado con el señor Capandeguy”. Señaló, en este contexto, que “nosotros nos oponemos a ese negocio y queremos recuperar ese terreno”.         

Juan Villarroel, por su parte, reconoció en diálogo con la La Portada que “fue un error no haber llamado a asamblea en 2014 y 2016. Nadie se presentaba para trabajar”. E indicó que “luego de la asamblea del día 20 se hará el llamado a elecciones para que se presenten todas las listas que quieran”.

En relación al proyecto de construcción del edificio de la sede comentó que el dinero para la ejecución de obras  proveniente del Estado provincial “nunca llegó y durante el gobierno de Martin Buzzi seguí reclamando, pero no llegó nada hasta 2014. Eran 300 mil pesos para la remodelación por lo que sacamos el techo, pero nos quedamos a mitad del río porque se bajó ese primer aporte y no llegó nada más”.

Villarroel mencionó que para avanzar en la construcción de la sede se decidió ceder parte del terreno a una empresa que llevará a cabo las obras “cedimos 20 x 17 metros a Mauricio Capandeguy y nos quedamos con un terreno de 12, 5 x 17 metros. La empresa realizará 100 metros de construcción” que incluyen oficinas, baños y un salón. Aseguró que esta acción contó con el aval de muchos socios que firmaron un acta. Para finalizar, remarcó, que “la señora Barrionuevo está ensañada conmigo”.       

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí