El Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut, filial FATPREN, realizó en la mañana de hoy el acto por el Día del Periodista en la Plazoleta José Luis Cabezas. El mismo contó con la presencia del intendente Sergio Ongarato, Oscar Cheuque concejal del Frente para la Victoria, dirigentes sindicales y trabajadores de prensa de diversos medios de comunicación como así también integrantes de la Comisión Directiva de STPOCh.

Eva Herrera, secretaria General Adjunta, manifestó que “quisiéramos, antes de compartir algunas palabras que nos dejara Jorge Naon nuestro Secretario General quien se encuentra regresando a Esquel luego de participar de la Marcha Nacional de Trabajadores de Prensa, expresar nuestro apoyo a los trabajadores estatales de los diversos sectores quienes sostienen una importante lucha por todos conocida”.

Mencionó en el marco del  discurso que “una vez más nos convocamos en esta plazoleta José Luis Cabezas para conmemorar el Día del Periodista, que bien podemos vincular al día de la libertad de expresión, de las ideas, del derecho a informar y del libre acceso a la información, entre otras cosas. Lejos quedaron en este momento aquellos ideales de Mariano Moreno y su Gazeta de Bs As, del 7 de junio de 1910.

La evolución de la  comunicación en general en este último cuarto de siglo ha transitado más rápido que la propia evolución de las comunidades, ya que hoy mientras imperan los celulares de última generación y los medios electrónicos, aún hay muchas familias que no pueden acceder a los servicios básicos (luz, agua, cloaca y en nuestra zona podría sumarse el gas). Estos nuevos formatos como es la Radio, la TV On Line o la Página Web le están ganando la pulseada a los medios tradicionales (diarios, radios, canales de televisión)”.

Y agregó que “a esto se suma la información que circula por las Redes Sociales (facebook o tweter) para nombrar algunas, haciendo que la información llegue en forma rápida pero con poca elaboración, en algunos casos de manera simultánea a los hechos que se generan. Sin embargo debemos preguntarnos si ese avance tecnológico ha servido para elevar el Periodismo, la profesionalización y por consiguiente una tarea mejor remunerada. Este presente nos muestra que vamos camino a la desaparición, más temprano o más tarde, de los Diarios, las Radios y Canales de Televisión como los conocemos”.

Remarcó que “lamentablemente, ese avance tecnológico en la comunicación, en general trae más precariedad en el ejercicio del Periodismo, con trabajadores cobrando por productividad y no por Convenio, con una multiplicidad de tareas que cumplir. Las viejas Redacciones como ámbito de trabajo grupal, colectivo del redactor, del fotógrafo, del diagramador van desapareciendo en función de ese “nuevo periodismo”, de la inmediatez, del escribir en la calle y desde un teléfono.

La investigación de los hechos, el chequeo de datos y sobre todo la opinión, como una valoración del periodista sobre lo que se informa, también se va extinguiendo. Así, los puestos de trabajo de esas “viejas redacciones” se ven amenazados concretamente porque ya los contenidos informativos dejaron de ser valorados y este consideramos es el mayor problemas que afronta el periodista y el periodismo actual.

En este contexto comienza a desaparecer también el empleador-empresa que contrata y paga un salario, para dar lugar al periodista cuentapropista que elabora contenidos y los vende al medio. Mientras tanto nos preguntamos cuál debe ser la posición del periodista, subirse al tren de los “nuevos tiempos”, o resistir en esa trinchera que es la “vieja Redacción”, oponiéndonos a esa metodología de trabajo, en la que la información se vende como si fuera un producto. Siempre repudiaremos a aquellos que ven al Periodismo como un negocio, los “mercenarios” del Periodismo que tergiversan la realidad y la cuentan en base al monto de la factura de cobrar. El periodismo no es un negocio, que algunos venden y otros pagan”.

Mencionó, además, que “FATPREN advierte en un Documento elaborado ayer que las tareas de informar y comunicar que desarrollamos los trabajadores de prensa en los medios públicos y privados son afectadas por acciones gubernamentales y empresarias que parecen articularse estratégicamente mediante cierre de empresas periodísticas, reducción de personal por despidos directos, “retiros voluntarios” y/o “jubilaciones anticipadas”, y la aplicación forzada de la flexibilización laboral con el resultado económico como único fin real. Gobierno y empresarios reformulan así el “negocio” de la comunicación, deteriorando su función social y afectando seriamente la libertad de expresión, a través de contenidos dirigidos únicamente a obtener más y mayores ganancias económicas”. Y asegura también que “en los últimos tres años cerca de tres mil trabajadores resultaron despedidos en nuestro país en la prensa escrita, radial, y televisiva. A esto se suman las modificaciones al marco legal que pretende impulsar el Gobierno Nacional que priorizan los intereses económicos de grandes grupos empresarios y resultan en más concentración y menos democracia.

Hoy en Argentina, gran parte del sistema de medios se sostiene con recursos públicos (Nación, provincia y municipios) y sin embargo nuestro país carece de un sistema eficiente para garantizar que al menos una parte de ellos sea distribuida entre medios de prensa sin fines de lucro, empresas autogestionadas y medios alternativos a la gran empresa privada. Y aunque un criterio idéntico debiera aplicarse a la preservación de los medios públicos, hoy asistimos a un lamentable y vergonzoso proceso de vaciamiento y desfinanciamiento gradual de los medios administrados por el Estado nacional.

A la situación planteada en los medios públicos se suman las acciones sindicales contra el cierre y/o achicamiento de medios privados (innumerables diarios del interior, Página 12, Agencia DyN, Radio del Plata, Radio El Mundo, Publiexpress, Radio Rivadavia, Radio Splendid, Rock and Pop) y las realizadas contra despidos o incumplimientos patronales en Radio LT3, La Capital y Radio LT8 de Rosario, La Voz del Interior (Córdoba), Los Andes (Mendoza), La Mañana (Neuquén), el Patagónico (Comodoro Rivadavia), Diario Hoy y Red 92 (La Plata), El Diario de Paraná (Entre Ríos), LU 22 Radio Tandil, FMQ (Quilmes), Diario Río Negro, El Cordillerano (Bariloche), El Oeste y Paginas del Sur de Esquel, entre muchos otros medios. Esta situación creada por las cámaras empresarias y avalada por el Ministerio de Trabajo resultó un antecedente grave a la hora de discutir las paritarias de Prensa 2018, frente a la persistente y ridícula pretensión gubernamental de fijar un 15 por ciento como techo para el aumento, mientras la inflación de precios y la devaluación permanente del peso superan ampliamente ese porcentaje”.

Fue contundente al sostener que “en este Día del Periodista afianzamos nuestra lucha en defensa de las fuentes de trabajo en prensa, por la plena vigencia de los Convenios Colectivos y los Estatutos profesionales, por salarios y condiciones de trabajo dignos y discutidos en paritarias libres, contra la Reforma Previsional y los intentos gubernamentales de Reforma Laboral, contra la violencia física y jurídica ejercida en perjuicio de los trabajadores de prensa, contra la concentración de la propiedad de medios de comunicación y por una adecuada distribución de la pauta pública, que incluya a medios autogestionados y alternativos, por la defensa de los medios públicos y la libertad de expresión”.

Para finalizar, Herrera, sostuvo que “queremos decirle a la comunidad de Esquel que seguiremos luchando por ese Periodismo de principios nobles e insobornables defendiendo la dignidad de esta profesión. Para los que siguen trabajando por construir una comunicación más democrática, diversa, federal y plural: ¡Feliz Día del Periodista!”.

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí