Ante el reclamo de toda la comunidad educativa de la 791, el Gobierno Provincial decidió avanzar en la instalación de zepelines para garantizar el servicio de gas en el nuevo edificio.

Por estos días personal de la empresa contratada realiza la colocación de los equipos en el predio de la institución ubicada en cercanías del barrio Badén. Difícilmente los trabajos terminen para el inicio del ciclo lectivo, el lunes próximo.

Cabe recordar que la 791 comparte espacio con la 210 y que luego de años de movilizaciones y gestiones ante el Ministerio de Educación provincial se pudo construir el edificio propio.

Si bien la obra está prácticamente terminada, resta el servicio de gas. Esto motivó jornadas de protesta y hasta la toma de la Escuela. El fin de semana pasado la propia ministra de Educación mantuvo una reunión con padres para anunciar que colocarán zepelines.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí