Este deporte, de origen brasileño, es el más efectivo para la defensa personal y no tiene límite de edad, peso o género. Hoy se encuentra en pleno auge en Esquel tras la creación de la Academia Carceglia Team, que coordina el profesor Roy Willhuber, y que hoy es la única que lo enseña junto al MMA. En agosto de este año se realizará el segundo Open de jiu jitsu que reúne a los mejores luchadores de la Comarca.

El jiu jitsu y el MMA en Esquel comenzaron a ser una nueva alternativa deportiva para chicos y grandes, tanto hombres y mujeres, por su gran efectividad en defensa. La creación de la Academia Carceglia Team, de mano del esquelense Roy Willhuber, acercó esta disciplina a la comunidad.

Roy practicaba taekwondo pero cuando se fue a estudiar el Profesorado de Educación Física a Córdoba, donde le tocó atravesar situaciones de inseguridad en la calle, decidió aprender un deporte “más efectivo” en defensa personal y fue así que conoció el jiu jitsu. “Yo era cinturón rojo en taekwondo y hacía otras artes marciales por curiosidad entonces mi profesor de kung fu me dijo que el jiu jitsu era muy fuerte y empecé a averiguar su historia”, relató a La Portada.

La primera pelea que vio de esta disciplina lo cautivó por completo: Royce Gracie, de la dinastía Gracie que fundó el jiu jitsu brasileño, se enfrentaba con un luchador de sumo, que pesaba 200 kilos, y lo logra derrumbar con una llave al hombro. “Yo soy de contextura pequeña así que me sentí identificado y que era lo mío”, confió.

Roy comenzó este deporte en la Escuela de César Carceglia, en Cordóba, quien es pionero del jiu jitsu en esa ciudad, y allí estuvo durante seis años. Fue tanta la pasión que adquirió por este arte marcial que decidió crear su propia academia en Esquel, que ya tiene tres años y lleva el nombre de su profesor en su honor por todo lo aprendido. Hoy es cinturón negro y aseguró que este deporte “es parte de su vida”.

Un luchador de MMA

El esquelense también realiza MMA, ya tiene dos peleas en su haber y en veinte días será su tercera en Trelew. “El jiu jitsu no es muy llamativo al principio así que también doy clases de MMA que atrae a más gente”, expresó, quien hoy por hoy coordina la única academia que enseña ambas disciplinas en Esquel.

Precisó que en la actualidad tiene quince alumnos que asisten a las clases de los lunes, miércoles y viernes, y seis los martes y jueves, de los cuales cinco son mujeres. En este marco destacó el gran desempeño de Manu Cantero Simms, quien además de ser un gran luchador, da clases de jiu jitsu y MMA en Trevelin con un gran cupo de alumnos.

 

Open Esquel    

Una muestra del crecimiento del jiu jitsu en Esquel fue el primer Open que se realizó en agosto del año pasado, que tuvo una gran convocatoria, y que se repetirá este año en el mismo mes. Asimismo contó que “con los practicantes de jiu jitsu en la comarca nos pusimos de acuerdo para hacer una especie de liga y queremos que el torneo sea bueno, con importantes medallas”.

Hoy la única ayuda que recibe es de sus alumnos ya que no ha logrado el acompañamiento de la Secretaría de Deportes de la Municipalidad de Esquel.

Por último, Roy aseguró que “el jiu jitsu salva porque muchos alumnos han cambiado sus hábitos y se han vuelto más saludables”.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí