Sergio Ñanco: Atletismo en la sangre

0

Su pasión por el atletismo nace a los 18. Pero su bautismo en un maratón fue bastante más tarde. El deporte le permitió conocer países como Chile, Cuba, Perú y España. Recorrió además muchas provincias del país. Todos los días se levanta bien temprano para entrenar y sigue una dieta equilibrada para mantenerse en forma. Sergio Ñanco, un ejemplo a los 46 años.

No hay vecino de Esquel que algún día del año no cruce a Sergio con los cortos y las zapatillas deportivas haciendo pasadas por la Avenida Irigoyen o bien acelerando por la bicisenda, camino a Trevelin. Integra la escuela Aukache dirigida por Rodrigo Peláez, donde comparte equipo con consagrados como Karina Neipán.

De visita en la Redacción de diario La Portada, Sergio Ñanco habló de lo que representa en su vida el atletismo, disciplina que comenzó a abrazar cuando era todo un jovencito. El estudio y otras obligaciones demoraron un tiempo prolongado su participación en lo que -confiesa- son sus debilidades. Los maratones.

Recordó que a los 40 años debutó en uno, ni más ni menos que en el “Tres Ciudades”. A partir de ahí no paró. Siempre acompañado por Rodrigo Peláez. En noviembre último celebró la competencia número 10 a lo grande. En Valencia y junto a unos 16 mil atletas de todo el mundo. “Una experiencia única”, aseguró.

Señaló que la rutina de un deportista es dura. Arranca cada mañana minutos antes de las 6. Un vaso de agua con limón como desayuno y parte rumbo a la Universidad Nacional de la Patagonia por la bicisenda. Hace el recorrido rápido porque luego entra al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV). Su lugar de trabajo.

Menciona lo sucedido en Valencia y se ilumina. La preparación para tamaño evento fue en Perú. En tierras Incas estuvo con Coco Muñoz, Karina Neipán y Peláez, de quienes se nota siente una sincera admiración. Cerca 3.300 metros de altura y jornadas de rigurosa actividad para llegar de la mejor manera posible a España.

Ya en el Viejo Continente bajó la exigencia. “Entrenamos suave en un parque recreativo donde nos cruzábamos con otros competidores. Veíamos a los keniatas, alemandas y gente de distintos países”, indicó. El circuito de la carrera lo deja sin palabras. “Pasamos por muchos sitios históricos y emblemáticos de la ciudad”, comentó.

Resaltó que el maratón de Valencia es especial para él. Aunque también atesora otros eventos como el “Tres Ciudades” y el “Adidas” en Buenos Aires, del 2013. De la mano del atletismo conoció la Cuba de Fidel hace dos años. Chile y distintas provincias argentinas completan su nutrido calendario de participaciones.

Afirmó que para correr 42 kilómetros el entrenamiento constante es fundamental, como así también seguir una alimentación sana y equilibrada. No sólo corre (pasadas y fondo) para conservar el estado físico sino que agrega la natación. El gimnasio es una deuda pendiente, reconoció entre risas.

Ñanco adelantó que su próximo desafío será el Medio Maratón al Paraíso. “Después veremos qué sale”, añadió. Subrayó que el atletismo es un cable a tierra, una pieza fundamental en su vida.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí