El presidente de la Asociación Vecinal de “Los Sauces”, Orlando Cardozo, no disimuló su enojo con la Municipalidad y aseguró que el barrio “ha sido muy olvidado” no sólo por la actual gestión sino que por la administración anterior también. Lamentó que no se ejecutan obras importantes y confió que está cansado de escuchar promesas.

“Nuestro barrio ha sido muy olvidado”, disparó el dirigente vecinal en diálogo con diario La Portada y señaló que aún no tuvo repuestas concretas ante las demandas planteadas. Mencionó como ejemplo la necesidad de contar con un espacio de contención social destinado fundamentalmente a los más jóvenes.

“La gente está enojada por la velocidad con la que circulan los automóviles y los camiones. Están tomando a una arteria como si fuese una ruta nacional. Hablé -con el secretario de Obras Públicas- para que instalen cartelería y que arreglen el puente pero nunca se hizo nada. Promesas tenemos muchas. A veces no dan ganas de seguir”, manifestó.

Dejó en claro que sin el acompañamiento del municipio es casi imposible gestionar para mejorar la calidad de vida de los vecinos. “Me pregunto si saben que en Los Sauces hay personas necesitadas. Desconocen porque no están, no recorren. Nosotros no cobramos ni 10 centavos por esta función”, añadió Cardozo.

Sostuvo que el barrio está cada vez más grande y cuestionó que ese crecimiento no viene respaldado por inversión pública. “Las cosas no pueden hacerse porque no tenemos el apoyo municipal. Acá no culpo sólo al Gobierno actual. También al anterior. Nunca se hizo nada. No sé bien cuál es el motivo”, agregó.

Dio a entender que su afiliación político partidaria tenga algo que ver. “Creo que pueden llegar a mezclarse las cosas”, aseveró y recordó que es vicepresidente del PJ en Esquel. “Esa parte la dejo de lado cuando estoy en la Asociación. Tenemos que sentarnos a conversar. Pensé que este Gobierno iba a hacer algo mejor pero veo que sigue siendo más de lo mismo”, acotó.

Resaltó el dirigente que mientras esté al frente de la Junta de “Los Sauces” seguirá “peleando por el vecino” independientemente de que “me den o no las cosas”, agregando que “algún día se darán cuenta que no me están lastimando a mí sino a un grupo de gente”.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí