COA Diucon: Visitas plumíferas

0
39

 

Está terminando el primer mes de la primavera, y a pesar que la lluvia y el viento fresco siguen acompañando, varias aves migratorias están llegando de nuevo a esta Comarca.

Empieza un nuevo ciclo, de expectativa, de vida, de elección, de hacer hogares y crear nueva descendencia.

Muy atentos estuvieron los humanos cuando empezaron a ver la llegada de los teros, ahora están por todos lados de la ciudad y algunos ya tienen pichones.

La semana pasada los chicos de Vida en la Naturaleza y del CAM se pararon a ver una pequeña ave negra que cuando volaba se veía parte de sus alas plateadas, luego descansaba y observaba. Su perfecto ojo amarillo se destacaba al sol, es el Pico de Plata, se quedará hasta abril -mayo del año que viene- pero seguramente partirá con su prole. Decenas de Varilleros Ala Amarilla vuelan y cantan en los juncos de la laguna, y el inquieto TACHURI Siete Colores, seguro demandará unos cuantos minutos para poder apreciarlo; tanta actividad es porque prepara su nido para su nueva camada.

Y no nos cansamos de sorprender con la llegada de las Golondrinas, las dos especies, Golondrina Patagónica y Golondrina Barranquera, que con sus vuelos rápidos cruzan  los ríos, arroyos, vertientes, lagunas y lagos. En algún un hueco de un árbol o de un barranco quizás haya un nido.

En un curioso caminar sobre la orilla de la laguna se encuentra un pequeño pajarito negro, pero con su espalda color ladrillo, simpático y curioso, es el Sobrepuesto que también en esta temporada acompañara.

También pone feliz escuchar el canto del Fio Fio Silbon, con una lista blanca sobre su cabeza, que indica que estamos en época de procrear y seguir el curso de la vida.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here