El Intendente de Esquel, Sergio Ongarato, recibió esta mañana en su despacho al secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, y los delegados de cada área del municipio para avanzar en la negociación salarial que venían manteniendo y que se trabó en la última reunión. Finalmente se consensuó que el aumento sea de 1700 pesos en dos partes, 1300 pesos retroactivo a septiembre y 400 con el sueldo de enero, y 25 pases a planta, 15 ahora y 10 en marzo. El jueves se firmaría el acuerdo.

El Municipio de Esquel había planteado en la última reunión con el SOEME y ZO que sólo estaban en condiciones de permitir 15 pases a planta cuando el pedido del gremio había sido de 25 y parecía estar acordado. Esto trabó la negociación entre las partes y motivó a que el Intendente de Esquel, Sergio Ongarato, convocara esta mañana al secretario General, Antonio Osorio, quien fue acompañado de los delegados de cada área del municipio para que les contaran la situación de los contratados.

También participaron de la reunión el secretario de Hacienda, Yago Beatove, y el secretario de Gobierno, Julio Ruiz.

El principal temor del mandatario municipal era no poder afrontar diez pases a planta en enero pero después de una extensa charla con el sindicato se acordó que se realicen quince pases ahora y los diez restantes en marzo. A esto se agregaría el aumento a la suma remunerativa variable y móvil de 1700 pesos en dos etapas: 1300 retroactivo a septiembre y 400 a partir del sueldo de enero, que ya se había discutido durante la paritaria. El acuerdo podría cerrarse el jueves en la próxima reunión.

Reunión positiva

El secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, sostuvo que “la reunión fue positiva, le agradecimos que nos haya recibido y que haya tenido la oportunidad de escuchar a cada uno de los delegados de cada sector para demostrarle que todo lo que hacemos no es al azar ni responde a cuestiones caprichosas”.

Además señaló que “cuando no hay recursos tratamos de que se distribuya de la manera más justa para todos, que no haya un costo político y tratamos de evitar situaciones de conflicto”. Seguidamente planteó que “los compañeros tienen que empezar a confiar en los delegados y se escucha a los jefes de cada sector porque no queremos tomar decisiones que afecten su trabajo”.

Por último, reconoció que “el aumento es poco pero la idea es esperar que esto mejore. Así como también nosotros cedemos cuando las cosas están mal, ojalá que cuando haya viento favorable se acuerden de los trabajadores que tratamos de ser los más racionales posibles en estas circunstancias”.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here