Trabajadores de INTA advierten sobre impacto de recorte presupuestario

0
20

Trescientos puestos de trabajo peligraban. Una modificación del presupuesto, conocida el pasado lunes, asegura la continuidad laboral y la cobertura de vacantes que se produzcan por jubilaciones. “Ahora lo que está más comprometido es el recurso operativo y para equipamiento”, informó Lucas Gallo secretario Seccional de APINTA.

La política que lleva adelante el Gobierno Nacional, desde diciembre de 2015, afecta a diversos sectores de la población.  El recorte presupuestario en las distintas instituciones se convirtió en el principal problema de los trabajadores que transitan el camino de la incertidumbre respecto de la continuidad laboral.

Este era el caso de los empleados, en todo el país, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la sede Esquel no era  ajena al panorama nacional.

Lucas Gallo, secretario Seccional de la Asociación del Personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (APINTA) en diálogo con La Portada ofreció detalles de la situación que se presentaba hasta el pasado lunes.

“Venimos de un proceso en el que se hacen recortes en múltiples sentidos. Desde la unidad monetaria se achicó bastante en relación a años pasados. Antes teníamos 1.200 millones de pesos por año y en 2016 se intentó dejarla en 600 millones, pero se consiguió que no bajase de 900 millones. Eso evitó que se produjera una reducción de la planta por despidos de trabajadores”, manifestó.

Y agregó que “este año el planteo era la reducción de la unidad monetaria de 600 millones de pesos” que se traduciría en “en la reducción de 300 personas de la planta actual en condición activa”. Destacó, en este contexto, que “a esto debía sumarse las 200 personas que entran en proceso de jubilación llevando el achique de la planta a 500 personas. Hacia el final del ciclo de este Gobierno la planta de trabajadores se reduciría a más del 20 por ciento a nivel nacional con la consiguiente pérdida de capacidad operativa en todo el país”.

Gallo, informó a La Portada que el pasado lunes se conoció la noticia de una modificación del presupuesto para INTA “para mejor” aunque aclaró que “ahora lo que está más comprometido es el recurso operativo y para equipamiento”. Y señaló que el nuevo presupuesto “estabiliza los puestos de trabajo y permite cubrir las vacantes del personal que se jubile o renuncie, pero el otro desfinanciamiento continúa”.

Consideró, para finalizar, que es necesario tener en cuenta la necesidad de realizar mantenimiento a edificios y vehículos ya que “el trabajo del Instituto es a campo por lo que debe mantenerse y reemplazarse vehículos”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here