Desesperada búsqueda de Emmanuel Bonnefón

0

El joven falta de su hogar desde octubre de 2016 y, según testimonios, estaría en Esquel. Su familia llegó a la ciudad para radicar la denuncia y activar el protocolo de investigación para dar con su paradero. La Fiscalía chequea las cámaras de seguridad intentando identificarlo.

Por Dante Lobos

Emmanuel Bonnefón cumplió 27 años en abril; mide 1,72, tiene rastas muy largas, hasta la cintura, “desde los 16 que no se las corta”; su rostro es alargado, y sus ojos azules con cejas pobladas, que se juntan en el ceño, le dan una particularidad tan especial, que a quién lo conozca por primera vez, raramente se le olvide su cara. Tiene un síndrome que le ha provocado un leve retraso madurativo y convulsiona si no toma su medicación diaria. Está perdido, extraviado, desaparecido, no vuelve a su casa desde hace 11 meses, y su familia lo busca en forma “desesperada”.
Los teléfonos para brindar datos sobre el paradero de Emmanuel son los siguientes:
– 2244 449655
– 2244 449654
– 2944 338174
– 101 (Policía) o Comisaría más cercana
No casualmente esta crónica comienza con los datos de Emmanuel, porque lo más importante ahora es dar con él y que se reintegre a su familia, porque cada segundo, cada minuto cuenta y duele hasta las lágrimas. Todo tipo de especulación infundada es innecesaria, porque falta Emmanuel y porque una familia entera está sufriendo.
Esquel, en la provincia de Chubut, es ahora el epicentro de la búsqueda para su padre Gustavo, su hijo menor y su pareja. Hicieron 1800 km. en camioneta desde Las Flores, provincia de Buenos Aires, para radicar la denuncia en la Comisaría 1º de la ciudad cordillerana, luego de recibir un dato que lo ubicaría en esta región.
En octubre de 2016, un día después de comunicarse con su madre para desearle “feliz día”, dejó la localidad de El Bolsón (lugar en el que residía desde julio, junto a Paola, su hermana mayor) y ya no se volvió a tener contacto con él. Durante ese mes, algunos dijeron haberlo visto en la zona de El Foyel (45 km al norte de El Bolsón), “pero después se perdió el rastro, yo me vine al sur y lo buscamos durante 25, 30 días por toda la zona, llenamos de fotos de Emmanuel” dice su padre. Desde ese momento la búsqueda se frenó, “hasta ahora con lo del caso Santiago Maldonado”, reconoce Gustavo.
La primera alerta llegó luego del testimonio de una pareja de fueguinos, que aseguraba haber levantado a Santiago Maldonado en la ruta 40, entre Esquel y Tecka, el pasado 22 de agosto, algo que fue rápidamente descartado por la familia y la abogada del joven desaparecido de manera forzada el 1 de agosto. El testimonio de Graciela González y Eduardo Muñoz indicaba que habían trasladado a una persona con características similares a Santiago y que estaba “como ido, shockeado”. Gustavo Bonnefon se comunicó telefónicamente con Graciela y cree que algunos datos podrían concordar con el aspecto de su hijo. “Por las características podría ser Emmanuel tanto por su fisonomía como por estar ‘como perdido’. Emmanuel tiene Síndrome de Cromosoma X Frágil, y a veces convulsiona si no toma la medicación”, explica Bonnefón.
Pero la pista más fuerte sobre la presencia de Emmanuel en Esquel les llegó de parte de un equipo periodístico del canal América. El conductor de TV Rolando Graña se encontraba realizando un móvil en vivo frente al Juzgado Federal de Esquel, durante la tarde noche del jueves 7 de septiembre. Eran las 19.25 cuando cierran la transmisión y es en ese momento, ya sin las luces de las cámaras, que un joven se acerca a Graña para felicitarlo por el trabajo que viene desarrollando y le sugiere contactar al periodista local Dante Lobos para profundizar la tarea sobre el caso de Santiago Maldonado. La charla es breve, amena y no adquiere hasta allí mayor trascendencia.
Sin embargo al día siguiente, ya en el aeropuerto de Bariloche, Giselle Krüger, productora ejecutiva del noticiero de Graña, ve la foto de Emmanuel Bonnefón en los portales de internet, pues ya se había activado el alerta de la familia luego del testimonio de los turistas de Tierra del Fuego. “¡Es él!” dice con énfasis Giselle, “¡es el pibe que nos vino a hablar ayer en Esquel!”, aclara. El dato es corroborado por el mismo Rolando Graña, quien se contacta telefónicamente con la familia Bonnefon para relatarles lo ocurrido: “A este chico yo lo vi ayer, andá a Esquel a buscarlo porque es él”, le dice con urgencia el periodista a Gustavo. “Dio datos concretos de Emmanuel, ahora estamos más desesperados que antes porque queremos encontrarlo” indica el padre.
Hecha la denuncia policial por parte de la familia en las primeras horas del sábado 9, la Fiscalía de Esquel comenzó a activar el protocolo de búsqueda. Según altas fuentes del Ministerio Público Fiscal, ya se dieron órdenes a la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chubut, para que examine las cámaras de seguridad que circundan el edificio del Juzgado Federal, intentando dar con la secuencia del encuentro del joven con Rolando Graña, para ponerlas a disposición de la familia para la corroboración de identidad de Emmanuel.
Los minutos pasan, cuentan y pesan: “Para nosotros, hacé de cuenta que es un siglo, porque estamos desesperados desde hace diez meses, intentando buscar por todos lados, por los medios, las redes sociales”, dice Gustavo mientras se le anuda la tristeza en el pecho, y con el esfuerzo final de su espíritu que no lo deja bajar los brazo, confiesa: “Esto si bien es un aliento, una luz, una esperanza, hasta que no lo tengamos con nosotros, es imposible vivir”.
A su lado, su pareja Jimena acompaña el momento con lágrimas y su hijo Marcelo, que durante toda la entrevista sostiene en silencio el afiche con la foto de su hermano, sólo alcanza a decir “lo extraño mucho, lo necesito”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí