El pasado viernes fue el último día de zafra de liebre en el Frigorífico Esquel, actividad que dio trabajo a casi 50 trabajadores durante cuatro meses. Concluido este período de producción, volvió la incertidumbre por los puestos de trabajo de quienes forman parte de la planta permanente del Frigorífico.

A pesar de haber arrancado 40 días después de lo previsto y con los inconvenientes que trajo aparejado la nevada de junio, este año se lograron faenar 72 mil liebres, lo que significó un buen número para el Frigorífico Esquel en relación al tiempo de trabajo.

47 trabajadores estuvieron abocados a la zafra de la liebre y finalizaron la misma alrededor de 35 personas. Una vez terminada la producción, el personal zafrero queda a la espera de una próxima zafra. En cuanto al personal efectivo de planta, solo quedan tres trabajadores con muchos años de antigüedad quienes aun no saben qué decisión tomará la empresa.

Si bien aun no recibieron ningún comunicado oficial, trascendió que la idea de los dueños del Frigorífico sería desvincular a todo el personal efectivo, con el objetivo de que la empresa que se haga cargo de la planta lo haga con personal nuevo y con contratos como monotributistas.

“Quieren despedirnos”

En diálogo con La Portada, Tomás Ríos, referente del Sindicato de la Carne en nuestra ciudad comentó acerca de la incertidumbre que tienen los trabajadores. “El Frigorífico apunta a terminar el vínculo que tiene con nosotros, quieren despedirnos y no tener más trabajadores efectivos”, señaló al respecto.

“Lo que nos comunicaron es que no quieren cerrar el Frigorífico, sino que quieren seguir haciendo zafras de ovinos y de liebre pero la idea es terminar con el empleo de trabajadores efectivos, ya que solo quedamos tres”, explicó Ríos aclarando que no se cerrarían las puertas de dicho establecimiento.

Asimismo, el dirigente sindical aseguró que los trabajadores expresaron que darán el acompañamiento necesario para que el frigorífico salga adelante. “La idea del dueño es terminar el vínculo con nosotros que siempre pusimos todo para que el frigorífico funcionara bien”, remarcó.

En este sentido comentó que por el momento  los dueños del establecimiento  solo dialogaron con los trabajadores para ver cuál será la acción que tomen una vez que los despidan. “Nosotros esperamos que nos manden el telegrama y queremos que nos paguen lo que nos corresponde”, afirmó.

Faena de porcinos

Una de las posibilidades que se barajan en cuanto al trabajo dentro del Frigorífico es la faena de porcinos, producción que se llevó a cabo hasta hace pocos meses en la escuela EMETA de Trevelin. Al respecto, Ríos informó que la maquinaria de dicho establecimiento se está trasladando al Frigorífico Esquel, pero aun no comenzaron a trabajar por algunos inconvenientes técnicos.

“En este momento no se está produciendo porcino porque hubo problemas con la temperatura del agua ya que este edificio no tuvo la inversión suficiente para su mantenimiento, por lo que no contamos con una caldera acorde para arrancar con esta actividad”, remarcó el secretario del Sindicato de la Carne.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí