“Lalo” Ríos: Humildad y sencillez para un deportista de elite

0

Darío “Lalo” Ríos integra una generación dorada de atletas junto a otros exponentes como Joaquín Arbe, Eulalio “Coco” Muñoz y Karina Neipan. Sólo por mencionar algunos de los tantos y buenos que hay en Esquel. Pese a los distintos logros, sigue siendo una persona humilde, de campo y costumbres sencillas. Hoy concentra todo su esfuerzo en el Mundial de Italia.

Arrancó seriamente en el mundo el atletismo con 28, de la mano de Rodrigo Peláez, su mentor. Nunca hubiese imaginado que años después estaría preparándose para participar del Mundial de Cross de Montaña dispuesto a celebrarse el próximo 6 de agosto en el Viejo Continente. Representará al país. Tamaño desafío.

El plan de entrenamientos, la estricta dieta, el mensaje para los más chicos, viajes por el mundo, logros, el apoyo de la gente y la familia, todos temas que repasa en una entrevista concedida a La Portada. “El atletismo es una parte fundamental de mi vida”, asegura de entrada como para marcar la pista.

Revela que sus inicios en la disciplina fueron de grande, a los 28 años cuando un amigo le presenta a Rodrigo Peláez que estaba a cargo de la Escuela Municipal. Comenta que si bien no lo practicaba de forma profesional el vínculo con el atletismo existió siempre, como alternativa para distraerse o de simple hobby.

Cuando quiso acordarse ya estaba metido de lleno, en plena competencia y participando de carreras en diferentes puntos del país.  “Gracias al deporte conocí muchos lugares y gente”, destaca. “Estuve en Berlín y Róterdam por ejemplo”, dice con simpleza, como si fuese tan fácil llegar hasta ahí.

No se olvida del apoyo y acompañamiento de mucha gente. Vecinos, Sociedad Rural, Municipio, Chubut Deportes. En todo este tiempo ha recibido muestras de cariño por doquier, afirma agradecido. Califica al deporte como algo fantástico, un medio para alejar a los chicos de situaciones poco felices como las adicciones y “poder salir adelante”.

Con emoción recuerda carreras que lo marcaron. Las de Europa, una en Rosario, otra en Tandil, pero señala a una como la más especial: El Maratón Tres Ciudades, en el 2012. Fue a un par de semanas de haber viajado a Berlín, Alemania. “Me dio mucha satisfacción”, manifiesta. 2 horas 30 minutos 3 segundos, los registros de aquel día.

La atención en el Mundial

Ríos afina para una competencia internacional que lo exigirá al máximo. Lo sabe bien y por eso entrena con todo, pese a las duras condiciones climáticas. Igualmente, “Lalo” confiesa que prefiere el invierno y que las extensas jornadas al aire libre se hacen más llevaderas con el frío. El calor no le gusta demasiado.

“Estamos tratando de llegar de la mejor manera posible”, señala y asegura que representar a la Argentina en el Mundial es un orgullo enorme. “No queda nada. Estaremos viajando entre el 31 y 1 de agosto hasta Italia”, indica y rápido agrega que es mejor llegar con unos días de anticipación para acostumbrarse al cambio de horario.

Calle, pasadas y subidas para fortalecer los músculos; varios kilómetros por la mañana y otros tantos por la tarde. Todo bajo la estricta supervisión de Peláez quien organiza los entrenamientos teniendo en cuenta que es un Cross de Montaña. Ríos añade que un componente no menor es la dieta y el cuidado en la alimentación.

“Desayuno, mediodía almuerzo bien, una buena merienda y por la noche una cena liviana. No soy de comer mucha carne. Pero sí las cosas dulces me tiran. Como mucha polenta y arroz”, describe. Para concluir, resalta que el atletismo requiere de compromiso y dedicación y que para mantenerse como deportista de elite el sacrificio es una condición.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí