Trevelin: Polémica ordenanza habilita a sacrificar perros

0
6330

El Honorable Concejo Deliberante (HCD) de Trevelin aprobó en la última sesión ordinaria una ordenanza que permite al municipio sacrificar canes. Vecinos preocupados motorizan un reclamo para que revean la normativa.

Un marco que regule “los distintos aspectos de la tenencia responsable” fue sancionado en la casa de las leyes de Trevelin el jueves pasado y de inmediato despertó el fuerte rechazo en algunos sectores de la comunidad. Pista libre para sacrificar perros capturados en la calle y que no sean reclamados oportunamente.

La ordenanza marca diferentes prohibiciones y responsabilidades del vecino, entre ellas menciona: “proveerle de adecuada alimentación”; “proporcionarle vivienda o refugio”; “darle contención y buen trato”; y “brindarle asistencia médica y veterinaria”. Otra de las obligaciones es la inscripción en un registro.

Por ejemplo, el artículo 11 dice que “se prohíbe la circulación y/o permanencia de canes en las plazas municipales o espacios de asidua concurrencia a fin de evitar sus eyecciones”. Agrega, asimismo, que “queda autorizada la circulación y/o permanencia del can inscripto en la vía pública, cuando se encuentre en compañía de su propietario”.

Advierte el texto que todo can suelto será “capturado y transportado” al Refugio Municipal. En ese caso, el dueño será notificado sobre la infracción y podrá retirar al animal previo pago de la multa correspondiente. Establecen un plazo especial no mayor a tres días para ejercer una defensa.

La ordenanza, que salió por unanimidad salvo abstención de la edil Silvia Salazar, deja en claro que “cuando hubieran transcurrido los plazos fijados y el can capturado no haya sido retirado o reclamado por su responsable pasará a disposición del municipio perdiendo el mismo todo derecho sobre el animal”.

Las cuatro opciones

Una vez en poder del municipio, el perro podrá “ser entregado en adopción, ser entregado a instituciones de investigación científica, ser entregado a instituciones de seguridad o ser sacrificado por el método previsto en la presente transcurrido los treinta días a contar desde la captura”.

“El método  a utilizar -indica el documento- para el sacrificio del can será la aplicación de inyección de pentotal sódico o droga similar de acuerdo con la Legislación Nacional o Provincial vigente. El cuerpo del can será depositado en el área para residuos patológicos del relleno sanitario municipal”.

Los considerando

Se argumenta que “mediante la ordenanza 1032 la Municipalidad adhirió al decreto Nacional 1088/11 de la Presidencia de la Nación el cual crea el Programa Tenencia Responsable de Perros y Gatos”.

Además, “el porcentaje de canes dispersos en la vía pública se ha incrementado poniendo en riesgo a los vecinos y a los animales, los cuales son propensos a ser arrollados por automóviles” y, a su vez, “se ha incrementado la matanza de ovinos y bovinos en la zona rural causando daños económicos de magnitud”.

RECUADRO

“Obsoleta, ineficaz y perjudicial para la comunidad”

Días atrás la médica veterinaria Mariana Sánchez Penino (MP 326) acercó hasta el Cuerpo Legislativo del “Pueblo del Molino” un escrito donde expresa su repudio a una ordenanza que calificó de “perjudicial” y dice que bajo ningún punto de vista servirá para controlar la superpoblación.

“Obsoleta, ineficaz y perjudicial para la comunidad”, así considera la médica veterinaria de Trevelin a la ordenanza que, según expresa, no surgió como fruto de un trabajo conjunto entre especialistas y conocedores de la materia. “Es un documento copiado”, apunta preocupada.

Explica que “la ordenanza comienza adhiriendo al decreto 1088 y luego lo viola en sus puntos más importantes”. Sostiene que dicho decreto afirma que el sacrificio y la eutanasia son métodos ineficaces para enfrentar la superpoblación y no actúan sobre las causas que originan la situación.

Lamenta que se propone el sacrificio como manera para controlar la población canina, indicando que esto va en contra del decreto mencionado y advirtió que como consecuencia Trevelin quedaría fuera del Programa de Castración que lleva a cabo Nación en el municipio Pro-tenencia.

Cuestiona la idea de “salir a matar perros sin ningún tipo de evidencia de que con ello podamos controlar la cantidad de animales sueltos en la calle”. Al mismo tiempo, asegura que la educación y prevención son las vías adecuadas para evitar una superpoblación, siendo la esterilización quirúrgica la técnica óptima.

Asevera luego que “desde el punto de vista legal no pasa el test de constitucional de racionalidad” y, por tanto, solicita “la nulidad de la ordenanza”, entendiendo que “genera más daño a una situación que ya de por sí es compleja. Hace falta levantar la mirada y buscar soluciones un poco más allá en vez de retroceder en el tiempo y tratar de poner nuevamente en vigencia métodos que hemos dado de baja por anticuados, no económicos, no éticos y sobre todo ineficaces”.

RECUADRO

Una abstención

La única voz disonante fue la de Silvia Salazar, del Frente para la Victoria. Consultada por diario La Portada, la concejal explicó que no está de acuerdo con muchos de los puntos que conforman la ordenanza y por esa razón se abstuvo en la votación. Repudió, asimismo, el hecho de que el municipio pueda sacrificar perros.

Según expresó, para poner en funcionamiento un marco que regule la tenencia responsable de canes primero es necesario abrir el juego a los especialistas y escuchar la opinión de múltiples actores entendidos en la temática. Agregó que la única forma de controlar la superpoblación es la prevención y educación social.

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here