Operarios forestales reclaman por el programa de Poda y Raleo

0

Tendrían que haber comenzado a trabajar en el mes de mayo con las tareas de poda y raleo de los bosques comunales pero no han recibido una respuesta del municipio que se había comprometido a gestionar los fondos. Son alrededor de 35 personas que hoy se encuentran desocupadas y preocupadas por no contar con un ingreso económico para su familia.

Hasta el mes de marzo este grupo de operarios forestales estuvo realizando diversos trabajos de limpieza en la zona de La Cascada y del Arroyo Esquel. Luego quedaron desocupados pero desde el municipio se les prometió que a partir de mayo comenzarían a trabajar con el programa de Poda y Raleo que se lleva adelante todos los años a fin de promover el cuidado de los bosques y prevenir incendios. Pero hasta la fecha no han recibido respuestas y no han sido convocados para desarrollar estas tareas.

El programa comenzó a llevarse a cabo durante la gestión del gobernador Mario Das Neves con el propósito de paliar la desocupación en Esquel. Se capacitó al personal en trabajos de poda y raleo y durante varios años se ocuparon del mantenimiento de los bosques comunales con supervisión de la Secretaría de Bosques de la provincia.

Jorge Manquillan, vocero de los operarios de Poda y Raleo, manifestó en diálogo con La Portada que “hace tres semanas que no tengo respuestas del intendente Sergio Ongarato y la gente está muy preocupada por la situación”.

Señaló en este sentido que “son 35 familias las que están esperando un trabajo, tendríamos que haber empezado a trabajar durante los primeros días de mayo pero no he tenido respuestas del intendente ni del secretario de Ambiente, Daniel Hollmann, a quien nunca lo encuentro ni me atienden el teléfono”.

Manquillan contó también que cada vez que se acerca al municipio a pedir una audiencia con el intendente es atendido de mala manera y lo angustia mucho pasar por esa situación. “Uno ya anda dolido por estar sin laburo, sin un peso, las cuenta no nos esperan, y uno no está para que lo traten mal”, expresó.

El vocero explicó que “el programa de Poda y Raleo se hizo todos los inviernos para las personas que se quedaban sin trabajo en la construcción”. A su vez manifestó que “el municipio hoy le está faltando el respeto a 35 familias, el intendente nos prometió que no nos iba a dejar sin trabajo, que nos iba a atender a todos pero hoy nos cierran la puerta”.

Por último Manquillan sostuvo que “nosotros no queremos llegar a ningún conflicto, queremos que nos den una respuesta, porque necesitamos trabajar para poder llevar unos pesos a nuestra familia”. 

Foto de archivo.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí