Corre con fuerza en el Honorable Concejo Deliberante (HCD) de Esquel un proyecto que hará ruido: un examen a funcionarios para detectar el consumo de drogas ilícitas. En principio sería marihuana, LSD y cocaína. Alcanzaría desde el intendente, pasando por concejales, hasta secretarios.

El bosquejo está en plena confección. Lo sustancial ya casi definido. Sólo restan algunos detalles, no menores por cierto. Se busca que la normativa no atropelle los derechos individuales. En el transcurso de las próximas semanas se irá escribiendo la letra chica para que ingrese al Cuerpo Legislativo de manera formal y sea tratado.

Detrás de la propuesta está el concejal Crhistian Pasquini, quien contaría con el acompañamiento de Diego Austin. Diario La Portada averiguó que el proyecto tiene puntos en común con la ley aprobada por unanimidad en la Legislatura de Tierra de Fuego, que establece la obligatoriedad de realización de exámenes de detección de consumo de drogas ilegales para funcionarios electos.

En Esquel tocaría al intendente, concejales y secretarios. La idea es que sea una prueba de sangre y orina. Aún no se determinó qué tipo de sanción caería sobre aquel que dé positivo. Barajan la destitución del cargo. No obstante, habría que esperar unos días más para conocer el desarrollo del proyecto “antidoping”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí