Trevelin: Preocupan los vehículos abandonados en la vía pública

El responsable del Departamento de Tránsito, Alberto Cleri, reconoció que hay una buena cantidad de vehículos en estado de abandono. Señaló que previo aviso el municipio puede avanzar en la remoción.

Hace unos días el propio funcionario de la gestión Ingram anunciaba que notificarán a los frentistas con automóviles en “estado de abandono”. En diálogo con diario La Portada, Cleri entendió que es una preocupación a nivel comunidad sobre la cual deben trabajar.

Explicó que una vez detectada la infracción el inspector realiza el acta correspondiente a través de la cual el vecino queda notificado sobre el hecho, dándole un plazo perentorio de 10 días corridos para que pueda regularizar la situación.    

Indicó que la persona tiene dos vías: remueve el vehículo – chatarra en cuestión por sus propios medios o pide a la Municipalidad que lo haga. En caso de que no exista respuesta alguna, el municipio avanza en la remoción de la autoparte.

“Hablamos de todo lo que es metal y puede provocar una contaminación”, precisó quien está a cargo del área de Tránsito desde el 10 de diciembre pasado, informando asimismo que se encuadra dentro de un programa de compactación y disposición final de automotores dependiente del Gobierno Nacional.

Predio adaptado

Contó luego que adaptaron especialmente un predio para localizar el material removido de la vía pública. Dijo a su vez que permanecerá allí hasta tanto se concrete la disposición final. Avisó en ese contexto que en unos 50 días llegaría a Trevelin la compactadora móvil.

Ese equipo “hará el trabajo de compactación” y luego se llevará el material procesado, indicó. “Nosotros decimo vehículos pero vemos que están prácticamente desmantelados. Suelen tener la carrocería pelada”, planteó.

El funcionario admitió que “tenemos muchos” casos en distintos sitios de la localidad. “La gente está acercándose”, celebró, acotando que dentro del programa también “entran los termotanques, cocinas, es decir todo metal y chapa”, describió.

Sostuvo, por último, que un auto en estado de abandono provoca no sólo un daño ambiental significativo sino que también representa todo un riesgo para los vecinos. “Alguien puede tener un accidente, dañarse, cortarse o chocar con eso”, expresó Cleri.

Controles

Por otro lado, comunicó que en el transcurso de las últimas semanas fueron intensificándose los controles vehiculares en la comunidad y dijo que los hacen de manera conjunta con personal de la APSV y de la Policía del Chubut a quienes agradeció la predisposición.

Recordó que en el “Pueblo del Molino” retomaron los test de alcoholemia y advirtió que la gran mayoría de las infracciones registradas responden a la falta de documentación pertinente para circular (seguro, tarjeta verde y licencia).