Por deuda de la provincia, Bomberos mantiene restringido el servicio fuera de la ciudad

En sintonía con la Federación Chubutense, la Asociación de Bomberos Voluntarios de Esquel reclama al Gobierno de la Provincia los subsidios de los últimos dos años. Rondaría los 80 mil pesos. 

“Ante la falta de respuesta en saldar los subsidios del 2018 y 2019, la Federación de Bomberos Voluntarios comunica la vigencia en la restricción de los servicios fuera de los ejidos municipales que le correspondiera a cada cuartel”, comunicó la entidad chubutense.

El comunicado enviado indica que ante la convocatoria del Gobierno a una prestación de servicio no habrá respuesta favorable “debido a que la falta de financiamiento no permite reponer, reparar o cubrir los gastos ocurridos en la prestación del mismo”.

Establecen algunas excepciones como por ejemplo que se pida la colaboración en “situaciones de riesgo de vida en accidentes de tránsito u otros eventos.  El servicio se prestará sin discriminar el origen de la convocatoria”.

80 mil pesos

En diálogo con diario La Portada, el presidente de la Asociación en Esquel, Ricardo Bartolomé, explicó que el Estado adeuda los períodos 2018 y 2019. La Federación es la encargada de distribuir los subsidios entre los cuarteles que tengan la documentación al día.

Precisó que a la institución local le correspondería por los dos años una suma aproximada a los 80 mil pesos. Ese fondo suele ser reservado a la compra de insumos: combustible, cubiertas, aceites y equipamiento para el personal, etc.    

En su momento, dijo, se acordó con el presidente de la Federación no acudir a los siniestros ígneos registrados fuera de la jurisdicción de cada destacamento. “No tenemos la garantía de que el personal reciba los viáticos, es decir la comida, el agua y las condiciones mínimas”, indicó.    

Además “corremos el riesgo de que” en una salida fuera de la localidad “se nos rompa el vehículo con lo costoso que están los repuestos, desde una cubierta hasta la rotura del motor. El Estado no asegura que pueda responder ante una circunstancia de ese tipo”, advirtió.

Dejó en claro que la institución “no está dispuesta a utilizar recursos de la propia comunidad” para afrontar determinados gastos que “le competen al propio Estado”. Afirmó, asimismo, que el servicio de bombero dentro de la ciudad está garantizado. 

Recaudación normal

Por otro lado, aseveró que las cuentas de la entidad se encuentran en equilibrio y que “estamos teniendo una recaudación normal” lo cual permite tener un funcionamiento acorde. Sin embargo aclaró que “no estamos para tirar manteca al techo. Nos tenemos que cuidar en los gastos”.